Nosotros

Nosotros somos profesionales especializados en la venta y comercialización de productos de gran consumo, es decir, productos agroalimentarios, vinos y bebidas, y poco más, lógicamente con cursos de ventas y marketing, pero nada especial, hijo de obreros, sin ningún master en USA, cursos de inglés en Irlanda, etc., el bachiller, y gracias.

Por ejemplo, recuerdo que comencé a leer con el TBO, las aventuras de Superman, el puñetero toda la vida con los calzoncillos por encima de los pantalones.

Luego aquellas novelas de Marcial Lafuente Estefanía con el forastero de más de 6 pies de altura y la pistolera muy baja, llevo toda la vida preguntándome como se arreglaba un palo como ese para ser más rápido el viento al desenfundar y liquidar al malo, decía el bueno de D. Marcial que Dios tenga en la Gloria.

Como ves nada especial, comenzando como todos los vendedores a finales de los 80, vendiendo libros, electrodomésticos, seguros, etc., puerta a puerta, la mejor escuela de aprendizaje.

Poco a poco a base de gastar zapato, esfuerzo diario y disciplina, llegaron nuevas opciones, venta de alimentos en autoventa, luego preventa, después promotor, luego jefe de ventas, director comercial y, entre horas, cursos y más cursos sobre la venta, el marketing, etc.

Al final un tipo sencillo que habla español, francés y que odia el inglés, eran otros tiempos y teníamos la opción del francés o del inglés, como era más fácil, de cabeza al francés.

Pero nunca olvide la necesidad de la formación práctica continuada de actualización de todo aquello que pudiera ser útil y necesario en mi formación, gracias a ello la llegada de Internet no me sorprendió.

Con la formación adecuada mediante cursos y horas llegar a un cierto dominio de Internet y las Nuevas Tecnologías, que nos permiten formar parte de un gabinete de marketing, ventas y comercialización especializado en las mejoras para la venta y comercialización, pero continuando con el interés por todo aquello que se basa en la actualización del conocimiento.

Todo ello viendo como en nuestra querida España, la experiencia no se valora, si tienes la desgracia de quedar en paro sobre los 45 tacos, estas perdido, gracias a Dios, no es nuestro caso, llegamos al gabinete con menos de 40 años, y, aquí seguimos.

Bien, vale de este cansino, y, nada especial, nosotros, voy a contarte dos historias recientes de casos reales, de los cuales omito los datos de razón social y ubicación por razones obvias.

Si nuestra sencillez es un problema para ti, no sigas leyendo, pierdes el tiempo.